21 de junio de 2018

Cadena de Seguridad | Seguridad Vecinal


Una de las principales preocupaciones en cualquier comunidad es, sin duda, el tema de la inseguridad. La prevención de delitos es una tarea que se debe hacer conjuntamente entre el gobierno y la sociedad; si los ciudadanos colaboramos de manera organizada con las autoridades a través de una estrategia de vigilancia vecinal, estaremos conformando importantes eslabones para generar más seguridad en nuestras comunidades.

LA CADENA DE SEGURIDAD
Este ejercicio consiste, básicamente, en cuidarse unos a otros a través del establecimiento de un programa de seguridad vecinal, utilizando una estrategia de comunicación y alerta entre los miembros de una comunidad, idealmente en coordinación con la policía, para elaborar un control de riesgos adecuado y facilitar la denuncia y la reacción en casos de emergencia.

Ello implica considerar 5 factores fundamentales:

1. Establecimiento de un sistema de comunicación e identificación vecinal.
Intercambiando teléfonos, correos electrónicos y haciendo un registro de los vehículos de cada familia, colocando en ellos distintivos que los acrediten como miembros de la comunidad.
2. Elaboración de análisis de riesgos.
Es importante realizar auditorías de seguridad que permitan detectar los elementos de vulnerabilidad y riesgo en la comunidad y en cada uno de los hogares de las distintas familias, con el fin de tomar cartas en el asunto y actuar en consecuencia, a fin de minimizar dichos riesgos y elevar los niveles de seguridad.
3. Instalación de un método de alerta vecinal.
De acuerdo a las características de la comunidad y en función al presupuesto, se debe determinar la forma en la que se debe alertar a la comunidad, respecto de personas o situaciones sospechosas en el entorno, o bien a la policía ante casos de franca emergencia.
4. Elaboración de planes de seguridad.
Resulta fundamental el implementar una estrategia de acción y reacción para casos de emergencia donde se determine, de manera previa, lo que se deba hacer y a quién y cómo solicitar ayuda, ya sea a miembros de la misma comunidad o a las autoridades correspondientes.
5. Establecimiento y seguimiento del programa de seguridad vecinal.
Además de poner de manifiesto el establecimiento del programa mediante placas o señalamientos que sirven, al mismo tiempo, como un elemento disuasivo para los delincuentes de operar en la comunidad, es importante difundir, entre los vecinos, información que los estimule a adoptar hábitos que permitan reforzar las acciones de prevención y seguridad que se están implementando.

Publicar un comentario