21 de julio de 2011

Consejos Importantes


Establece con tus vecinos la hora más conveniente para ser localizado y en qué lugar.

Cuando vayas a salir de la ciudad, avisa al coordinador del grupo y a tus vecinos para que reporten cualquier movimiento sospechoso en tu ausencia.

Cuando observes acciones o individuos sospechosos, notifica a la policía. Es más fácil verificar en el momento, que cuando ya huyó un presunto delincuente.

Informa a tu coordinador sobre denuncias que hagas.
Nunca te enfrentes a un sospechoso, pues no es tu función, ni estás preparado. Llevarías la de perder y es peligroso.

Los ladrones prefieren los dos extremos para realizar sus actividades: el primero es en lugares de mucha concurrencia: grandes almacenes, ferias, tiendas de autoservicio, mercados públicos, en las colas de los espectáculos, manifestaciones, cines, teatros, discotecas, bares, hoteles, etc.;  y el segundo extremo es en lugares desiertos y de escaso tránsito.

Tenga especial precaución a la entrada o salida de trasporte público, evite las aglomeraciones de personas y preste atención constante a sus objetos personales.

Cuando  vaya de compras, cuidado con las distracciones, observe con atención a las personas próximas a usted y no pierda contacto con su bolso.

Las llaves de su domicilio, automóvil, tarjetas de crédito, etc., deben llevarse en un sitio mejor que su bolso de mano.

Si estando en su automóvil se siente perseguido por otro, toque el claxon insistentemente para llamar la atención y diríjase a cualquier patrulla u oficial de la policía o a lugares concurridos.

Manténgase alerta en estacionamientos principalmente en la noche y en lugares solitarios y oscuros.

Cuando camine circule en dirección opuesta a la marcha de los vehículos y sitúe su bolso hacia el interior de la acera (pegado a la pared), para evitar que se lo arrebaten.

Cuando concurran determinadas circunstancias favorables al ejercicio de la autodefensa física o la huida, la petición de auxilio debe y puede ejercerse. Tenga en cuenta que los delincuentes suelen estar nerviosos en su mayoría y son vulnerables a una actitud resuelta y valerosa de la persona atacada. Pero si le atacan y su inferioridad física y defensiva pudieran claramente poner en peligro su vida o integridad corporal, no oponga resistencia, permanezca lo más tranquilo posible y fíjese detenidamente en los asaltantes para memorizar sus facciones, datos de las placas de sus vehículos, marcas y datos para que la policía pueda localizarlos más fácilmente.
.
Publicar un comentario