29 de octubre de 2018

¿Te está atacando un enjambre de abejas? No te metas al agua


En lo que va del año se han registrado se han 82 casos de ataques de estos insectos en Yucatán.

En la Península de Yucatán se triplica el número de personas atacadas por abejas y avispas, con poco más de 200 en lo que va del año, aunque el problema se refleja más en Quintana Roo, informó la Secretaría de Salud federal.

Afortunadamente, al menos en Yucatán, hasta el momento no hay fallecidos a consecuencia de choque anafiláctico, el cual se registra luego de la intoxicación con el veneno que producen las abejas

A nivel nacional, en lo que va del año, ya se registraron nueve mil 685 casos confirmados acumulados de personas atacadas por africanizadas y otros himenópteros, con un aumento del 5.1 por ciento con respecto al mismo período de 2017, cuando la suma fue de nueve mil 217 ingresos a clínicas y hospitales, tanto públicos como privados, los cuales, en su momento quedaron bajo observación.

Campeche, Quintana Roo y Yucatán están entre las siete entidades federativas con menor incidencia de “Contacto traumático con avispas, avispones y abejas”.

Sin embargo, en el caso de Quintana Roo, el aumento es del 362.5 por ciento, al pasar de ocho a 37 personas atacadas; en Campeche, el crecimiento fue del 248.4 porcentual, ya que hasta mediados de octubre del año pasado había 31 casos, y hasta el momento ya son 108.

Mientras que en Yucatán, por lo pronto hay 82 personas afectadas, con un incremento del 156.3 por ciento, ya que en el año anterior fueron 32.

Jalisco es el estado más afectado del país, con mil 588 personas hospitalizadas a consecuencia del ataque, el 16.4 por ciento, seguido de Guanajuato, con 704, el 7.3 porcentual.

Asimismo, Tlaxcala está en el primer lugar de entidades federativas con menor incidencia, correspondiente a la respectiva tabla de enfermedades no transmisibles, con 12 casos, el 0.12 por ciento del total nacional.

Quintana Roo está en el segundo lugar, con el 0.38 por ciento del total nacional, Yucatán está en el cuarto sitio, el 0.85 por ciento, y Campeche, en el séptimo peldaño, con el 1.11 porcentual.

De acuerdo con el Programa de Zoonosis de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), las abejas deben ser dejadas tranquilas, ya que rara vez atacan de manera individual o en grupo, pues “normalmente lo hacen cuando son provocadas”.

Debido a ello, se recomendó no molestar a estos insectos y cuando se detecte un enjambre se debe de notificar de manera inmediata, para efectuar la eliminación de estos.

En caso de un ataque, las personas deben huir del enjambre lo más rápido posible al mismo tiempo que se cubren la cara con las manos o la ropa. Las abejas no vuelan muy rápido pero van a centrar su ataque en la nariz, boca y ojos.

Se debe buscar un refugio o vehículo cerrado hasta que el enjambre pase. Asegurarse de cerrar todas las ventanas, puertas y rejillas de ventilación en caso de que las abejas busquen otra manera de continuar su ataque.

Contrario a lo que se muestra en las películas, evite zambullirse en un lago o piscina, ya que algunos tipos de abejas esperarán y atacarán la cabeza y rostro cuando salga.

Llamar al número de emergencias 911 de inmediato si ve a alguien que es atacado por un enjambre de abejas.

Además del dolor de las picaduras algunas personas son alérgicas al veneno y requerirán atención médica urgente.

Mantener a las personas y los animales tranquilos en las inmediaciones del enjambre, pues las abejas se pueden irritar por ruidos como el ladrido de los perros, algunas máquinas como cortadoras de césped o ruidos estrenduosos.

Busque atención médica urgente o informa si has sido picado más de 10 veces, ya que algunas personas pueden notar una reacción inmediata al veneno de abeja, pero otras pueden no sufrir algún efecto secundario por algunas horas.

Lo que hay que saber

Los lugares predilectos de las abejas africanizadas para picar son la cabeza, ojos, nuca, tobillos, lugares de color negro del equipo apícola (cierres, logotipos); la espalda y hombros cuando éste se moja por la transpiración.

Pican muy poco en las manos a menos que se usen guantes de descarne o que las personas tengan olores agresivos o de picaduras anteriores.

Los tobillos son lugares predilectos cuando están muy excitadas.

Cuando una colonia se siente amenazada puede formar un gran enjambre que tiene la capacidad de matar animales y seres humanos en cuestión de minutos, a través de múltiples picaduras.

La temporada de enjambres de abeja inicia normalmente en marzo o abril, cuando las colonias buscan nuevas colmenas y un clima más cálido.
Publicar un comentario