13 de septiembre de 2014

La Fábula de la Paloma y la Hormiga con moraleja


Era mediodia en el bosque cuando una hormiga tomaba un poco de agua al borde de un arroyo cuando de pronto una fuerte viento lo empujó al agua, y ser de inmediato arrastrada por la corriente.

Estando la hormiga a punto de morir ahogada, una paloma que estaba por ahí la vió y rompió con su pico, una ramita del árbol donde estaba y la dejó caer cerca a la hormiga que se estaba ahoganado para que pudiera subir encima de la rama y salvara su vida.

La hormiga agradecida por tan noble gesto de la paloma, le prometió devolverle el favor a la aploma en cuanto tuviera alguna ocasión.

Pasó un tiempo un tiempo, cuando en el bosque un cazador de pájaros se alistaba para cazar a una paloma. La hormiga, que estaba cerca al cazador se dió cuenta que iba a disparar con su escopeta a su amiga la paloma que un día la salvó y de inmediato le picó el tobillo del cazador haciéndole gritar y soltar el arma.

-¡Ay! - dió un terrible gritó el cazador.

La paloma al oír el grito aprovechó para alzar vuelo y volar lejos de donde estaba el cazador.

Con este gran gesto la hormiga devolvió el favor a su amiga la paloma

Moraleja de la fábula de la Hormiga y la Paloma:

Debemos ser siempre agradecidos con las personas que en algún momento nos brindaron su ayuda y apoyo desinteresadamente. Devolver un favor en un gesto que deja en la persona que te ayudó un agradecimiento para toda la vida. Haz el bien sin mirar a quién, tu noble gesto será recompensado con creces más adelante.
Publicar un comentario