26 de marzo de 2018

Pescadores salvan a 2 jóvenes que se llevó la corriente


El inicio de las vacaciones de Semana Santa estuvo a punto de convertirse en una tragedia, pues dos jóvenes que desde el muelle de pescadores se arrojaron al mar fueron arrastrados por las corrientes marinas y casi se ahogan.

Los hechos ocurrieron ayer a las 11:15 de la mañana. De acuerdo con el pescador Jorge Martín De la Cruz Cruz, quien a esa hora se encontraba en el muelle, tres jóvenes y una muchacha llegaron para pescar.

En un momento se atoró el anzuelo que tenía el estudiante identificado como Pedro Cuma, de 19 años de edad y vecino de Tekit.

“Creo que para quedar bien con la muchacha y presumir que sabe nadar, ese muchacho se tiró al mar para sacar el cordel, pero las corrientes marinas y los vientos del noreste que azotaban lo alejaron del muelle de pescadores”, explicó De la Cruz Cruz, apodado “La Pulga”.

El otro joven fue identificado como Fernando Martínez, de 25 años, también estudiante y vecino de Tekax. Cuando vio que su compañero era arrastrado por las corrientes y agitaba las manos pidiendo ayuda, se lanzó al mar para auxiliarlo, pero las corrientes también lo llevaron mar adentro.

Las personas que se encontraban en el muelle de pescadores sólo observaban atónitos la escena.

La muchacha estaba aterrada y el tercero de sus amigos lo pensó dos veces y no se arrojó al mar, según contó “La Pulga”.

De la Cruz Cruz abordó su moto y se dirigió hasta la casa de Carlos Enrique Alpuche Ortiz (“Primo”), en la esquina de la calle 84 con 25 cerca del muelle.

“En tus manos está la vida de dos muchachos que los están arrastrando por las corrientes, vamos a rescatarlos”, le dijo.

“Primo” y “La Pulga” se dirigieron al playón, colocaron el bidón de gasolina al motor de la lancha “Isabel”, propiedad de Alpuche Ortiz, que estaba fondeada en el playón poniente.

Ellos enfilaron a donde estaban los dos jóvenes, las corrientes ya los había alejado 200 metros de la playa.

“La Pulga” narró que le gritó a uno de los muchachos “¡Nada como perrito!” pero no supo hacerlo.

La lancha se acercó y el primer muchacho que se arrojó al mar se hundió, pero cuando emergió fue sujetado de los cabellos por De la Cruz Cruz, quien lo subió a la embarcación. Luego rescataron al segundo joven.

En la lancha “La Pulga” le dio varias bofetadas a Pedro Cuma para que reaccionara y que no perdiera el conocimiento. Lo obligó a vomitar hasta que reaccionó.

La nave se dirigió a la playa, donde esperaban paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública que llegaron para prestar auxilio a los jóvenes, quienes no requirieron hospitalización.

GABINO TZEC VALLE
Publicar un comentario