28 de marzo de 2018

Diseño del periférico de Mérida lo convierten en una vía peligrosa


El diseño vial del periférico de Mérida tiene errores en su construcción y diseño que lo convierten en una vía peligrosa que tan solo este año, ha cobrado la vida de 11 personas. Al respecto, el asesor vial René Flores Ayora aseguró que las 11 muertes pudieron evitarse.

“Los postes de alumbrado con grandes bases de concreto, los desniveles, hondonadas, árboles, poca señalización y por las noches con amplios tramos sin iluminación han cobrado vidas”, apuntó.

El especialista citó que los 80 kilómetros de vía tienen claros errores en su diseño y funcionalidad, y es evidente que están lejos de cumplir con las normas internacionales y nacionales.

Como ejemplo citó que el Proyecto Geométrico de Carreteras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no se aplicó.

“El periférico de Mérida tiene columnas de los pasos a desnivel a menos de 1.50 metros de los carriles de circulación; acotamientos fuera de norma; poste de luz con una cimentación excesiva para este tipo de vía, lo que tras un impacto a una velocidad de 80 kilómetros por hora ha ocasionado la pérdida de vidas humanas”, citó.

El Asesor Vial expuso que otro ejemplo de fallas son los accesos a carreteras federales que no están debidamente señalizados, no tienen un mecanismo anticipado para cumplir el proceso de frenado, lo que provoca serios problemas al conducir.

Insistió que la obra, no cubre las normas de seguridad y protección para el conductor en una vía rápida.

“Un alto porcentaje de los guiadores superan la velocidad máxima para esta vía que es de 90 kilómetros por hora, lo que al presentarse un incidente es riesgo de la pérdida de vidas es muy alto”, enfatizó.

Otra de las carencias es la falta de señalización horizontal o marcas en el pavimento como: delimitación de carriles, flechas direccionales o máximos de velocidad.

Sin embargo, se ha llenado de señalamientos verticales a los que se suman masivos anuncios comerciales que causan distracción a los conductores.

Y para los peatones, los puentes son insuficientes y los que hay carecen de señalamientos.

En opinión del profesional entrevistado, esta vía requiere de una intervención profesional, acciones y mecanismos mucho más especializados para evitar el creciente número de siniestros y la pérdida de vidas humanas. 

“Los nuevos vehículos en circulación permiten que tras un impacto, un conductor y pasajeros que viajan en un automotor puede resultar ilesos si cumplen ciertas medidas establecidas: cinturones de seguridad, aplicación de bolsas de aire y no viajar en sobre cupo. Pero en este tipo de carreteras, con árboles, hondonadas desniveladas, postes de luz a mínimos de espacio del acotamiento, ocasionan decesos lamentables”, subrayó. 

Apuntó que es vital que las autoridades estatales realicen una auditoría.
Publicar un comentario