3 de noviembre de 2014

Un breve recuento de palabras y frases usadas en Yucatán.


El español que se habla en la Península de Yucatán tiene varias diferencias con el que se habla en el resto de México.

Esto se debe a que el maya es todavía una lengua viva y es la lengua materna en la mayoría de las comunidades rurales de la Península, y se han incorporado al lenguaje coloquial muchas palabras provenientes de ella. Así también se han castellanizado muchos de sus verbos —con sus correspondientes conjugaciones, modos y tiempos—, los cuales se conocen como «mayismos» o «yucatequismos».

Asimismo, son usuales en el habla del yucateco expresiones del español antiguo, debido a que la Península no formaba parte del Virreinato de la Nueva España, sino que era una capitanía general que dependía directamente del Reino de España, al igual que palabras y expresiones de otros países del Caribe —de Cuba principalmente—, porque hasta hace algunas décadas era más fácil visitar La Habana que la ciudad de México.

Si se tiene la idea de que para ir por estos lares, es necesario aprender el siguiente «vocabulario básico de supervivencia entre los yucatecos».

Por favor léalo imitando la entonación que le damos los habitantes de la Península.

Para las palabras provenientes del maya:


1. la x suena como /sh/. Uxmal se pronuncia /ushmal/. Es de mal gusto pronunciar la x como cs.

2. la h suena como /j/. Holbox se pronuncia /jolbosh/.

Para yucatequismos o habla coloquial:

3. todas las palabras que terminen en n deben pronunciarse como si terminaran en m. Ejemplo: jamóm, jabóm, camióm, limóm, Yucatám, etcétera.
4. todas las palabras que utilicen ñ deben pronunciarse como si fueran ni. Ejemplo: ninio, ninia.

Si se aprende este vocabulario, tendrá un gran éxito entre los yucatecos, ahí le va:

Achocar: acomodar apretujadamente, amontonar.
Box —ito—: negro —negrito.

Chan: pequeño.

Chop calle: calle cerrada, ciega.
Chel: güero o de pelo y ojos color claro.

Chichí: abuela.

Chiuó: tarántula. También aplicado a mujeres muy feas.
Chuchú: seno.


Mulix: de cabello muy rizado.

Pelaná: mentada de madre.

Perech: justo, exacto.

Purux: gordito.

Pirix: trasero.

Tuch: ombligo.

Uixar: orinar.

Xic: axila.

Xec: jícama picada, con trozos de cítricos. Revoltura.
Xix: resto.

Expresiones yucatecas o yucateismos

A wech: frase de afirmación —a huevo.
Azul pavo: azul marino.

Borrador: goma de borrar.

Bulto: bolsa de mujer.
Buscar: buscar o encontrar. V. gr.: no busco trabajo = no encuentro trabajo.
Calzonera: traje de baño.

¿Cuántos días hiciste en Mérida?: ¿cuántos días estuviste en Mérida?
¿De qué te toca?: ¿qué es de ti? 
V. gr.: ¿de qué te toca Juan? = ¿qué es de ti Juan?
¡Eres más caballo!: ¡qué bruto eres! Escarpa: acera.
Escarpa: acera.
¡Fó!: ¡fuchi!, ¡guácala! Lo que se dice cuando se olfatea un gas.
Francés: bolillo.
Gallo: joven, muchacho.

¡Guay!: expresión de asombro —¡ay!
Mamarse: emborracharse. V. gr.: ¿’tas mamao gallo? = ¿estás borracho?
¡Maare!: expresión de asombro.
¿Me haces la botada?: ¿me das un aventón?
Miriñaques: mosquiteros.
Negociar: arreglar. V. gr.: negocéame —negóciame— esa llave —grifo—, por favor.
¡Oye, ven acá!: escúchame.
Pollo: órgano genital masculino.
Prestar: pedir prestado. V. gr.: ¿te presto tu lápiz? = ¿me prestas tu lápiz?
¡Qué onda, hija!: qué onda, cabrón, güey, o como sea. Se dice entre amigos.
Queso: órgano genital femenino.

Quitarse: retirarse. V. gr.: me quité a las nueve = me retiré a las nueve.

Sabucán: bolsa de mandado.

Se gastó: se acabó, se terminó.
Tajador: sacapuntas.

Y bueno, para cualquier duda, consulte al yucateco más cercano, por ahí dicen que en cualquier rincón del mundo siempre hay un yucateco.
Publicar un comentario