11 de abril de 2018

Organiza tu grupo de "Vecino Vigilante"


Cuando se trata de prevenir el crimen, entre más ojos se tengan es mejor. Ésta es la idea detrás de los grupos de “Vecinos vigilantes”, quienes trabajan juntos para hacer más segura su colonia al vigilar a las familias y propiedades de todos, y alertar a la policía de cualquier actividad sospechosa o crímenes en progreso.

Es importante enfatizar que estos grupos no son justicieros y no asumen el papel de la policía. Simplemente se pide a los vecinos que estén alerta, observen y reporten cualquier anormalidad a las autoridades.

Pero aunque este tipo de iniciativas son ciertamente muy efectivas para reducir los índices criminales en las colonias, no son nada fáciles de organizar. Por eso, aquí te presentamos los pasos que debes seguir y algunos consejos básicos para mejorar tus posibilidades de éxito.

Fase 1: Empezando (Reuniones, capitanes de cuadra y mapas)

• Forma un pequeño comité de planeación con los vecinos para discutir las necesidades, el nivel de interés, los retos posibles y el concepto de vigilancia.

• Contacta al departamento de policía o si existe alguna organización para prevención del crimen, de modo que puedan discutir los problemas locales. Invita a un oficial de policía a tus reuniones con vecinos.

• Promociona la reunión en la colonia con al menos una semana de anticipación. Puedes hacerlo con volantes en las puertas o con una manta que todos puedan ver al pasar.

• Elige un lugar para la reunión que sea accesible para todos (incluyendo personas con discapacidad).

• Realiza una reunión inicial para capturar el interés de los vecinos. Establece el propósito del programa y empieza por identificar los asuntos que deben abordarse.

Fase 2: Cuando la colonia decide adoptar la idea

• Solicita voluntarios para ser capitanes de cuadra, quienes serán responsables de pasar la información hacia los miembros de su zona y tratar de involucrar a todos los vecinos. También pueden funcionar como enlace entre la colonia y la policía.

• Establece un medio de comunicación con los miembros del grupo de vigilancia, como el teléfono, correo electrónico, etc.

• Prepara un mapa de la colonia con los nombres, domicilios y teléfonos de las casas participantes y distribúyelo entre los miembros. Los capitanes de cuadra deben mantener este mapa actualizado, al contactar a los recién llegados y revisar ocasionalmente los datos de los ya existentes.

• Con la guía de las autoridades, el grupo debe entrenar a sus miembros en técnicas de protección del hogar, habilidades de observación y cómo reportar crímenes. Los residentes también deben conocer los tipos de crimen que afectan el área.

• Si están listos, pueden proceder a colocar señales de “Vecinos vigilantes” en las casas participantes.

• El concepto es adaptable y puede ser organizado alrededor de cualquier unidad geográfica, como parques, departamentos, negocios, etc.

Consejos adicionales:

• Organicen reuniones regulares para ayudar a que los residentes se conozcan entre ellos y que puedan decidir entre todos las estrategias y actividades del programa.

• Considera crear un vínculo con una organización existente, como una asociación ciudadana o una oficina de desarrollo comunitario.

• Involucra a todos los vecinos que se puedan, incluyendo jóvenes y viejos, solteros y casados, gente que renta y que es dueña de su casa.

• Obtén apoyo del departamento de policía. Esto es crítico para la credibilidad del grupo de vigilancia, además de que se trata de fuentes de información sobre patrones de crimen en la localidad, seguridad en el hogar y métodos de prevención.

• Disemina la información lo más rápido posible. Comparte todo tipo de noticias para acabar con los rumores.

• Recoleta los hechos sobre crimen en tu colonia. Revisa reportes policías, realiza encuestas de victimización y conoce la percepción que tienen los colonos sobre el crimen. Por lo general la opinión de la gente no se basa en hechos, por lo que la información correcta puede reducir el miedo al crimen.

• Las condiciones físicas como autos abandonados y lotes baldíos pueden contribuir al crimen. Organiza campañas de limpieza y pide a los vecinos que prendan sus luces exteriores en la noche.

• Es esencial que celebres el éxito del esfuerzo y que reconozcas las contribuciones de los voluntarios a través de eventos como premiaciones, cenas anuales y fiestas.

Fuente: National Crime Prevention Council
Publicar un comentario